a bolivar lo mataron

La Verdad sin Tapujos ni Manipulación
¡¡¡A Bolívar lo Mataron!!!
Por: Jorge Mier Hoffman
Fecha de publicación: 23/08/11

imprímelo Compartelo en Twiter

LA HISTORIA AL ALCANCE DEL PUEBLO

CORONEL CASTELLI

Usted verá por mi Proclama que he respondido al grito de la patria; y además marcho a la cabeza de 2.000 hombres a restablecer el orden donde quiera que esté turbado. Mis antiguos compañeros me volverán a ver a su lado participando de sus peligros y de sus trabajos ¡Muy pronto me tendrán ustedes por allá!

Cartagena 18 de septiembre de 1830

(Carta escrita por Simón Bolívar, faltando 3meses para morir de Tuberculosis, como asegura la Historiografía Tradicional)

————————————————————–

Para la historiografía tradicional, arcaica y desactualizada, la muerte del Padre Libertador pende del hilo de Don Joaquín de Mier, en cuya Quinta San Pedro Alejandrino se asegura murió Bolívar por Tuberculosis, porque así lo declaró Alejandro Próspero Révérend, quien se hizo llamar “Médico de Cabecera del Libertador”.

Es la historia oficial que ha sido contada durante 180 años por los más connotados historiadores, la cual se resume en tres postulados, que, como pilastras de acero, sostienen todo lo que se ha escrito sobre la muerte de Bolívar:

1. Joaquín de Mier: El gran Admirador y Benefactor de Bolívar en su agonía.

2. Révérend: El Médico que atendió a Bolívar en su enfermedad.

3. La Tuberculosis: La causa de la muerte de Bolívar.

Postulados que, a juicio de la historiografía tradicional, son intocables, incuestionables e irrefutables, no obstante, que no se fundamentan en opinión de testigos ni crónicas de la época… Ni tampoco fue una historia recogida del entorno íntimo del Libertador… Ni por cronistas de la época… es decir… que si bien es cierto, sobre Bolívar y su gesta independentista se plasmaron en papel mil historias y un sinfín de historietas, sobre su muerte ¡Sólo una persona escribió! y ese fue Révérend… con el agravante, que no lo hizo al momento de los acontecimientos, sino ¡36 años después y en París! Cuando en 1866 publicó sus Memorias… Y no por iniciativa propia, sino a solicitud de un “Mier”, de nombre Miguel Devengoechea de Mier como lo señala el Prólogo del Libro.

El Postulado de este Capítulo:

JOAQUÍN DE MIER

La Nota Oficial que se dio sobre la muerte de Bolívar el 17 de diciembre de 1830, no señaló Santa Marta, ni San Pedro Alejandrino y ni la Tuberculosis como la causa de la muerte… En Venezuela se le ubicó en la Villa de Soledad en Barranquilla… Y el 21 de enero de 1831, a un mes del fallecimiento, se dijo que fue por “Un Chancro en el Culo”, tal cual señaló la Gaceta de Venezuela.

Desde que Révérend dio a conocer los detalles de la muerte en 33 boletines y un Protocolo de Autopsia, la historia oficial sobre la muerte del Libertador se consolidó en una barrera infranqueable para la investigación, donde se hallan los más connotados defensores de esos tres Postulados… ¿Por qué? Porque cuestionar algunos de los tres postulados cambiaría la historia ¡Y por consiguiente! develaría una Conspiración que ha sido intencionalmente ocultada, Bolívar ya no sólo sería el Padre de la Patria y El Libertador, sino que ascendería el empíreo inmortal de los mártires; pero sobre todo, expondría al escarnio histórico a ilustres personajes que se inmortalizaron con la mentira de la Tuberculosis ¡Es decir! Que para los enconados eruditos de la historia, no se trata de reivindicar su muerte como vilmente fue publicada en la Gaceta de Venezuela de una manera humillante, vulgar y soez, sino que para la historiografía tradicional, es más importante defender la mentira que han publicado por 180 años.

¡Es el prestigio personal sobre la vindicta de un Magnicidio!

El primero en hacerse eco de lo escrito por Révérend fue Joaquín Posada Gutiérrez, un oficial al servicio del Libertador, quien llegó a ser Gobernador de Santa Marta y un aliado incondicional de Joaquín de Mier. Sus escritos se convirtieron en una Biblia para Indalecio Liévano Aguirre, que como colombiano de la corriente santanderista, hizo de la agonía de Bolívar una tragicomedia que inspiró a García Márquez a escribir “El General en su Laberinto”, donde nos presenta a un Bolívar enfermo, fracasado, vilipendiado y agonizante, que se entregó a la muerte antes que seguir sufriendo el dolor de la felonía: Es la mentira de un Bolívar “Longaniza” que vagaba como un sonámbulo irascible por la frustración de no ver su obra cumplida… Es la mentira de un Bolívar tuberculoso que celebra la Academia de la Historia en su empeño de defender a ultranza lo escrito por Révérend, y para ello, se han compilado obras y cátedras de medicina para defender a Joaquín de Mier y CERTIFICAR lo escrito por ese personaje francés, como ocurrió el 13 de febrero de 1964 donde asistieron: el presbítero Pedro Pablo Bartola, el coleccionista de Bolívar Alfredo Boulton; y los doctores José Ignacio Baldó, Oscar Beaujon y Blas Bruni Celli, para presentar sus conclusiones sobre el Protocolo de Autopsia escrito por Révérend y la Tuberculosis ¡Y basado en toda esa mentira! La historiografía ha elaborado un malabarismo literario con títulos pomposos para defender los tres Postulados: Joaquín de Mier, Révérend y la Tuberculosis.

¡Esta es la MENTIRA develada con PRUEBAS!

PRIMER POSTULADO: Révérend dice en sus Memorias que Joaquín de Mier era un benefactor y admirador de Simón Bolívar; y por tal razón, ofreció su barco, su casa y su fortuna, para auxilio al augusto enfermo que agonizaba por Tuberculosis. “Invitación que Bolívar aceptó gentilmente” a decir de Révérend y una carta de su autoría.

MENTIRA!!! La aparición de documentos originales de inestimable valor histórico, obtenidos en los últimos años de mis investigaciones, develan la primera mentira que se ha repetido una y mil veces; y por lo tanto podemos asegurar que Joaquín de Mier no fue el benefactor de Bolívar ¡Y por lo tanto! No es verdad lo que dijo Révérend ¡Pero aún hay más! Joaquín de Mier era un enemigo y un resentido de Bolívar.

¡Y aquí están las Pruebas!:

NOMBRAMIENTO OFICIAL en papel membrete de la Corte Real de España, con sello y firma del rey Fernando VII de España.

OBJETIVO: Documento donde designa a Don Joaquín de Mier como Comandante en Jefe del Batallón de Milicias de Santa Marta para combatir a Simón Bolívar.

ACTA OFICIAL del Virrey Don Francisco de Montalvo, Capitán General de España en Nueva Granada, con su firma y Sello Real pre-impreso en papel de seguridad. OBJETIVO: Condecorar al español Don Joaquín de Mier por sus servicios prestados a la Corona española en contra de los republicanos.

ACTA DE RECONOCIMIENTO emitido por Don Pedro Ruiz de Porras, Primera Autoridad de Santa Marta.

OBJETIVO: Condecora a Don Joaquín de Mier por sus servicios a favor del rey de España Fernando VII al combatir a los revolucionarios: General Mariano Montilla y al Almirante Brión, impidiéndoles tomar la Plaza de Santa Marta ordenada por Simón Bolívar.

CARTA DE SANTANDER a Don Joaquín de Mier, su estimado amigo, que le envía al asumir la Presidencia de Nueva Granada (Colombia), luego de su destierro por intentar matar a Bolívar, y como se sabe, Santander quería muerto al Libertador.

(Documentos Originales que fueron revisados, clasificados, fotocopiados y Certificados por el Archivo General de la Nación y el Dr. Arístides Medina Rubio por el Centro Nacional de Historia)

Son documentos que demuestran que Joaquín de Mier era un español fiel a la causa del rey de España Fernando VII, en momentos en que Bolívar conducía la guerra de independencia ¡Pero no sólo Joaquín de Mier era un fiel soldado de España! sino que además había un rencor irreconciliable hacia el Libertador:

Por lo tanto ¡Joaquín de Mier no era un amigo de Bolívar como aseguró Révérend!

¡Y esta enemistad estaba justificada!

ESTA ES LA HISTORIA:

El padre de Joaquín de Mier era Manuel Faustino de Mier. Desde 1803 se desempeñaba como alcalde de Santa Marta; y en 1807 compra el “ingenio” San Pedro Alejandrino. Durante la Guerra de Independencia, Manuel Faustino de Mier tomó partido por la causa realista a favor de España. En 1813, luego de recuperarse de una enfermedad que padeció tres años atrás, viajó a Caracas a comprar armas para las tropas acantonadas en Santa Marta. A su regreso cae prisionero de las tropas bolivarianas. Manuel de Mier fue trasladado a Cartagena, tenía 47 años de edad, y nunca se supo de él luego de ser capturado. Temiendo la misma suerte para él y su familia, Joaquín de Mier huye a Jamaica hasta 1816; y para vengar la muerte de su padre, en 1817 el virrey Francisco de Montalvo nombra a Joaquín de Mier Capitán del Regimiento de Infantería de Santa Marta, rechazando el intento de las tropas republicanas de tomar Santa Marta, por lo cual fue condecorado por el rey de España, tal cual aparece en la documentación original a que me he referido.

Por lo tanto, es mentira lo dicho por Révérend, en cuanto a que Joaquín de Mier fue un amigo y un benefactor de Simón Bolívar… Ante esta nueva verdad y pruebas contundentes surgen dos interrogantes:

a) ¿Qué hacía Bolívar en la casa de un enemigo español?

c) ¿Por qué Révérend aseguró que Joaquín de Mier era amigo de Bolívar?

La respuesta es contundente: ¡Bolívar estaba allí en contra de su voluntad! es decir… Bolívar fue llevado por la fuerza y la traición de quienes le acompañaban ¡Y en esta Conspiración, Révérend, un empleado de Joaquín de Mier, jugó el papel clave para inventar una muerte por Tuberculosis!

¡Y lo más sorprendente! Es que sí hubo un Testigo de esa Conspiración… Un Testigo que escribió con lujo de detalles lo que ocurrió con Bolívar en Santa Marta: No lo escribió 36 años después de muerto Bolívar como lo hizo Révérend, sino a la misma hora en que ocurrieron los hechos.

Pero esa es la SEGUNDA PARTE de esta historia que causa desenfreno y desesperación en los pasillos irreverentes de la antigua edificación que albergó el Convento de los monjes franciscanos, hoy convertida en la Academia Nacional de la Historia de Venezuela, donde se vociferan insultos e improperios contra todos los que osen refutar los rezos y preces que han sido sentenciadas por 24 individuos que se hacen llamar “números”, cuyos preceptos históricos, a juicio de ellos, deben constituir una oración en las Cátedras de Historia en todas las escuelas.

ESTA HISTORIA CONTINUARÁ CON RÉVÉREND..!

Para mayores detalles, fotos y vídeos, visitar el siguiente Link:

http://brutopatia.wordpress.com/

bolivarenigma@gmail.com

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s